Beneficios para la salud de los deportes de invierno

Chico en la montaña nevada para practicar deporte de nieve

Este año, el Día Mundial de la Nieve será más recordado que nunca porque durante varios días hemos vivido las consecuencias del temporal ‘Filomena’, que ha cubierto de un grueso manto blanco a buena parte del país.

 

La avalancha de nieve ha causado estragos en las comunicaciones, destrozos en las calles y en las casas, y un profundo caos organizativo. Pero también ha traído consigo una gran dosis de ilusión para todos los que no estamos acostumbrados a ver este elemento, y una tremenda alegría para los enamorados de los deportes de nieve.

 

Una gran parte de los ciudadanos sacaron sus esquíes y trineos, o se fabricaron artefactos para aprovechar estas estaciones de esquí improvisadas el tiempo que fuera posible.

El esquí: una actividad divertida que, además, es un deporte

 

Y es que  uno de los grandes beneficios de practicar deportes de nieve es, precisamente, que a veces no se consideran como tales: se ven como una actividad lúdica, por lo divertidos que son. Cuando practicamos esquí o snowboard nuestro cuerpo libera endorfinas, con lo que sentimos felicidad y bienestar, al mismo tiempo que disminuimos los niveles de estrés y la ansiedad.

 

Y siendo un deporte tan divertido, además es muy completo a nivel físico. Eso sí, dependiendo de las modalidades elegidas, puede ser un deporte extremo, así que hay que tener precauciones a la hora de practicarlo, ya que en algunos casos no está recomendado, y, por supuesto, hay que hacerlo con la ropa adecuada.

 

Qué beneficios para la salud aportan el esquí y los deportes de invierno

Ya hemos apuntado que, al tratarse de un deporte divertido, que se realiza en contacto con la naturaleza, es muy recomendable a nivel mental. Pero, además, los beneficios físicos son muy numerosos:

-Ayuda a tonificar los músculos de todo el cuerpo, especialmente los de las piernas y el tronco, así como los de la espalda, hombros y brazos.

-Los obstáculos, movimientos en zigzag o cambios de aceleración hacen que mejore la concentración, la agilidad física y mental, la coordinación motora, el equilibrio y la flexibilidad.

-También mejora el funcionamiento del sistema respiratorio y cardiovascular gracias a la combinación de ejercicio, altitud y aire puro.

– Potencia la fuerza y la resistencia física.

-Fortalece las articulaciones, pero aquí hay que tener cuidado: necesitamos tener una buena forma física y realizar el ejercicio correctamente.

-Previene enfermedades cardiovasculares y ayuda a perder peso, al tratarse de un deporte aeróbico.

Y por si todo esto fuera poco, después de la práctica de esquí, snowboard o cualquiera de sus variantes, dormirás como un bebé, gracias al gran desgaste físico que produce una jornada de cualquier deporte de invierno.

¿Estás ya buscando un fin de semana para ir a disfrutar de esta actividad? En la Asociación de Estaciones de Esquí y montaña de España encontrarás los mejores lugares para practicar deportes de nieve.

 

¡Aprovecha la temporada!

 

Suscríbete aquí

Y recibe nuestros últimos posts

En Nalanda utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúas con la navegación, consideraremos que aceptas este uso.