¿Ves venir las lesiones oculares? Cuida y protege tu vista

Cómo prevenir la pérdida de visión

La vida son fotos de momentos, de situaciones, de personas, de sueños, que no queremos que se borren. ¿Qué haríamos sin esas imágenes? Sin poder distinguir los colores, las formas, las distancias, las texturas…

La vista es uno de los sentidos que más apreciamos y, sin embargo, muchas veces no somos conscientes de los sencillos cuidados que requiere para cuidarla adecuadamente.

No pensemos que la pérdida de visión es súbita. Según la ONU, hasta el 80% de los casos de ceguera se pueden evitar, ya sea con tratamiento (60%) o porque se trate de dolencias que podemos evitar. La prevención y el tratamiento de la pérdida de la visión se encuentran entre las intervenciones de salud con mejores resultados. Por eso el Día Mundial de la Visión, pretende concienciar sobre la importancia del cuidado de nuestros órganos visuales.

¿Cómo prevenir deterioros y pérdidas de visión?

Cuidar la vista depende en gran medida de nosotros, de nuestros hábitos y de nuestra constancia, pero con estos consejos, te será posible mantener una vista de lince siempre que tu cuerpo y el resto de factores ambientales te lo permitan.

Aliméntate con ojo

Una dieta variada y rica en antioxidantes, Omega 3 y en alimentos con vitamina A – zanahoria, espárragos, albaricoques, nectarinas, leche- es muy recomendable para mantener a punto nuestra vista.

Tendrás que prestar especial atención al apartado alimenticio si eres diabético, tienes colesterol o eres hipertenso, pero no te preocupes, en este post tienes algunos consejos para prevenir también alguna de estas dolencias.

Los hábitos saludables son recomendables para casi cualquier enfermedad, y los dañinos hay que evitarlos también para proteger nuestro  organismo. En este caso, el tabaco: fumar puede afectar a la visión más allá del enrojecimiento que produce estar en un lugar con humo acumulado.

Realiza ejercicio al aire libre

El ejercicio moderado es muy recomendable para cuidar la vista, especialmente si se practica al aire libre, lo que es un factor protector para la miopía.

Vigila tu vista regularmente

Aunque no tengas síntomas de pérdida de visión, es muy recomendable acudir al oftalmólogo al menos una vez al año, y es todavía más importante en el caso de que uses gafas o lentillas, para revisar periódicamente tu graduación.

En este último caso, es también necesario cuidar la  higiene de las lentillas: guárdalas en un estuche limpio y sigue las recomendaciones de limpieza diaria; no permitas que restos de maquillaje u otro tipo de suciedad entren en contacto con él.

Hidrata tus ojos todo lo posible

Cuando estamos mucho tiempo delante del ordenador -con el teletrabajo ha aumentado esta exposición- es recomendable parpadear con frecuencia, y también ventilar la casa. Si notas que tus ojos están secos, puedes utilizar humidificadores o recurrir a lágrimas artificiales. Ah, y beber agua también es fundamental.

Buena luz para ver mejor

Cuando hacemos esfuerzos visuales de corta distancia, como los que implican trabajar o leer, es muy importante que contemos con la luz suficiente para prevenir la fatiga ocular. Además, se recomienda hacer pausas para que la vista pueda descansar.


Protección ocular en el trabajo

En el caso de que el ordenador sea nuestra principal herramienta de trabajo, debe estar por lo menos a 50 cm de los ojos, formando un ángulo de noventa grados. También es aconsejable utilizar un filtro o protector de pantalla y ajustar el brillo para que tenga menor intensidad.

Si desempeñamos una labor profesional que puede generar traumatismos oculares u otras lesiones, es imprescindible utilizar gafas. Un sencillo gesto que procura mucho bienestar.

Televisión: con moderación y distancia

Lo aconsejable es que, por ejemplo, un aparato de 46 pulgadas se encuentre unos dos metros y medio, y hay que ver la televisión con moderación; que no pasemos demasiadas horas frente a ella.

Utiliza gafas para protegerte

Si necesitas gafas para conducir, llévalas siempre en el coche. Además de evitar la fatiga visual, aumentarás tu seguridad en el desempeño de esta tarea.

Y por supuesto, protégete del sol con gafas homologadas que cuenten con filtro para los rayos ultravioleta. Utilízalas cuando practiques deporte al aire libre, vayas en moto o estés expuesto al sol de forma directa.

Relaja tu vista

¿Sabes cómo calmar y desestresar tus ojos? Masajéalos realizando leves presiones a su alrededor, así rebajarás la tensión que se acumula en los ojos y músculos que los rodean. Practicar ejercicios de relajación muscular y cambio de enfoque también alivia la fatiga visual.

Hay lesiones y dolencias que se ven venir, ¡anticípate y cuida tus ojos!

Suscríbete aquí

Y recibe nuestros últimos posts

En Nalanda utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúas con la navegación, consideraremos que aceptas este uso.