El Insomnio

Existen dos tipos de insomnio:

  • Insomnio de inicio: dificultad para iniciar el sueño en menos de 30 minutos.
  • Insomnio de mantenimiento: problemas para mantener el sueño, desvelándote con despertares nocturnos de más de 30 minutos.

La falta de sueño puede afectarte de manera negativa a tu salud.

El instituto del sueño recomienda como mínimo dormir 8 horas diarias, para así ser productivo al día siguiente.

Las causas del insomnio pueden ser o médicas o externas, por situaciones del entorno.

¿Qué podemos hacer?

  1. Limitar el tiempo que pasamos en la cama a la cantidad de horas que realmente dormimos.
  2. Mantener de forma regular la hora de levantarnos.
  3. Eliminar las siestas durante el día.
  4. Acostarse sólo cuando tengas sueño.
  5. Si no puedes conciliar el sueño después de 10-15 minutos de intentarlo relajándote, levantándote de la cama.
  6. Utiliza la cama y el dormitorio solamente para dormir. No mires la televisión, no escuches la radio, ni comas o leas en la cama.

Hay que evitar tomar medicamentos pero si después de estas pautas y consultar a tu médico sigues sin poder conciliar el sueño recomendamos los aminoácidos naturales, ya que estos han sido probados como unos grandes ayudantes para conciliar el sueño.

Suscríbete aquí

Y recibe nuestros últimos posts

En Nalanda utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúas con la navegación, consideraremos que aceptas este uso.