Cómete el agua: toma fruta

Frutas con más agua

No, este no es otro post para contarte la importancia de mantenerse hidratado en verano y, no; no vamos a decirte que tienes que beber mucha agua. Vamos a proponerte una alternativa que es muy saludable.

Fruta hidrosaludable

Beber 2 litros de agua al día parece aburrido. No todo el mundo se acostumbra a tener una botella siempre cerca y, a algunas personas, beber más de un vaso de agua por comida les cuesta. Pero no podemos olvidar que nuestro cuerpo necesita este líquido para que todos sus órganos funcionen, así que una buena alternativa es elegir una fruta con gran cantidad de agua. Así conseguimos hidratarnos, refrescarnos y, además, obtenemos los nutrientes y la fibra que la fruta nos aporta. Y el verano nos ofrece una gran variedad de este alimento.

El ranking de las frutas más hidratantes

¿Qué fruta crees que tiene más agua? Seguro que la respuesta que vamos a dar te sorprende.

No, la fruta que más agua nos aporta no es la sandía, sino la fresa. Esta delicia tiene un 91,3% de agua, además de ser la fruta con más antioxidantes y mayor concentración de vitamina C.

La sandía, con un 91,2% de agua, tiene también un alto poder hidratante y, además de su  bajo nivel calórico, aporta sales minerales, así que es muy recomendable para regular los niveles de electrolitos en el organismo, sobre todo cuando hay un exceso de sudoración.

Los siguientes puestos, corresponden al pomelo (91% de agua), el melón (90%), el melocotón (88%) y  la naranja o las ciruelas (87%). ¿Y la piña, que nos parece tan refrescante? Pues ocupa el séptimo puesto, con un 86% de líquido y  propiedades diuréticas. Cerezas, kiwi o manzanas también son una excelente elección porque todas tienen un porcentaje de líquido superior al 85%. Como ves, tienes mucho donde elegir. La fruta menos hidratante en este sentido es el plátano, ya que solo tiene un 74% de agua.

Atrévete con las aguas saborizadas

Te ofrecemos una alternativa para mezclar las dos opciones: beber agua y tomar fruta. Son las aguas saborizadas.

Sólo tienes que elegir la fruta que más te guste, cortarla en finas láminas o triturarlas en un mortero y añadir agua. Debemos dejar reposar la fruta en el agua, para que así adquiera más sabor. Lo ideal es dejarla macerar en el frigorífico varias horas y añadir hielo justo antes de servir. Puedes añadir hierbas aromáticas para aportar más sabor.

Algunas buenas combinaciones sencillas son:

Limón con menta

Naranja con jengibre

Manzana con ciruela

Sandía con hierbabuena

Kiwi y fresas

¿Te imaginas llegar a casa con sed y tener en la nevera una jarra de llena de color y vitaminas?


Suscríbete aquí

Y recibe nuestros últimos posts

En Nalanda utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúas con la navegación, consideraremos que aceptas este uso.