Las despedidas siempre duelen, aun cuando haga tiempo que se ansíen

¡Llegan las vacaciones! Agosto, ese sinónimo de descanso … aunque si se gestiona mal puede que no siempre sea así …

Unas pequeñas heridas en los pies visitando una ciudad, estreñimiento por la gastronomía y los nuevos horarios o unas quemaduras en la piel, pueden ser algunas de las incomodidades de viajar, además de un peligro para la salud (añadido al actual que se llama Covid 19).

Por eso, tanto si eliges un clima cálido o frío, vayas en coche, en avión o en barco, seas de playa o montaña y te muevas de país o no, hemos preparado estas recomendaciones para disfrutar al máximo de tus merecidas vacaciones.

Aliméntate correctamente

El estreñimiento suele ser un acompañante de los viajes. Trata de comer alimentos ricos en fibra, frutas y verduras para que esto no ocurra. También hay que elegir bien la forma de comer esos alimentos ya que es peligroso consumir marisco, carne roja cruda o verduras que no estén bien desinfectadas.

El agua es fundamental ya que el 60% del peso corporal es agua. Recuerda tomar como mínimo dos litros de agua al día para mantener tu organismo hidratado. Esto ayudará a que no sufras golpes de calor en tus deseadas vacaciones. Y por supuesto, si visitas países no desarrollados, bebe siempre agua embotellada.

Comodidad, descanso y ropa adecuada

Los viajes en coche en esta época del año pueden llegar a ser agotadores. Realiza diferentes paradas para estirar las piernas y descansar un poco, así tus niveles de concentración y tu estado físico será mucho mejor. Si viajas en avión o barco intenta caminar en las zonas adaptadas para ello y así evitar malestar después y combatir la fatiga.

Una de las consecuencias de los trayectos muy largos es el llamado jet-lag. Para que esto no pase, intenta dormir lo máximo posible durante el vuelo si llegas temprano y, en caso de que llegues por la noche, acuéstate lo antes posible.

No importa donde vayas de vacaciones o cómo lo hagas. Usa siempre ropa cómoda y holgada para favorecer la circulación y evitar esa sensación de piernas cansadas. Una vez en el lugar de destino, si se trata de una playa, no te dejes puesto el bañador húmedo, ya que provoca cistitis o infección.

Presta atención a tu cuerpo

Tu cuerpo muestra qué necesita o qué le estás dando de más, así que fíjate cómo reacciona a las diferentes circunstancias. En zonas soleadas, utiliza protector solar, gafas de sol y gorras para proteger la piel, además de utilizar ropa ligera. En Europa el aumento del cáncer de piel se ha duplicado en las últimas décadas y en España el melanoma aumenta un 10% cada año. Sin embargo, en montaña o lugares fríos, ropa abrigada, para evitar las lesiones a causa de las bajas temperaturas.

Evita el contacto con los animales ya que puedes tener una reacción alérgica o algún contagio por tocar animales con los que no estas acostumbrado a tratar. Nada de comer murciélagos o cosas raras por favor!!

Presta también atención a tus pies. Realizar turismo puede jugar malas pasadas, así que, utiliza calzado flexible, transpirable y acorde a la temperatura del lugar. Prevenir rozaduras, callos o ampollas es fácil si das un poco de mimo a tus pies. También es fundamental secar e hidratar bien los pies, sobretodo en piscinas o zonas comunes, donde hay peligro de “coger hongos”.

El calzado más cómodo y fashionista del mundo <3

La sanidad durante las vacaciones

¡Ten cuidado con las picaduras! Utiliza repelentes y evita colonias o jabones con aromas demasiado dulces o intensos, ya que atraen su atención. Pero en caso de sufrir alguna picadura y que te provoque una reacción alérgica hay que ir a urgencias. Si es más leve, se pueden tratar con una solución de amoniaco o crema antiinflamatoria.

Prepara un pequeño botiquín con las cosas esenciales y con la medicación habitual, sobre todo si padeces una enfermedad crónica. ¿Qué es lo básico? Pues agua oxigenada, desinfectantes, gasas y esparadrapo son perfectos para limpiar y curar de forma rápida una herida. Los analgésicos, antigripales, antidiarreicos, antihistamínicos y las pastillas contra el mareo también pueden resultar muy útiles.

Las enfermedades tropicales pueden llegar a ser muy peligrosas. Si viajas a paisajes exóticos, visita antes el Centro de Vacunación Internacional para informarte acerca de las vacunas o precauciones necesarias en la zona.

El sistema sanitario de cada país es diferente así que cuando salimos de España no contaremos con una cobertura médica pública. Por esta razón, es muy importante informarse para saber que hacer en caso de accidente. Si viajamos por la zona europea existe la Tarjeta Sanitaria Europea (TSE) que es totalmente gratuita y puede pedirse. Todo esto son recomendaciones sencillas que harán que goces de tus vacaciones.

Disfruta sin miedo, pero con responsabilidad y sentido común

Antes de desearos un muy feliz verano, nos gustaría recordaros que si bien vivimos tiempos muy complejos y nuevos para nosotros, tenemos que intentar seguir adelante, con responsabilidad y cuidado para protegernos y proteger a los que nos rodean, pero sin miedo y sin paranoias que en un momento dado, pueden incluso jugarnos malas pasadas.

Volveremos a encontrarnos en septiembre nalandeños, hasta entonces, disfrutad del verano y coged color!

Suscríbete aquí

Y recibe nuestros últimos posts

En Nalanda utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúas con la navegación, consideraremos que aceptas este uso.