La vacuna anti COVID está cerca, pero hasta entonces debemos ser prevenidos en el entorno laboral

Trabajadores con epi's de protección frente al covid en una fábrica

El Coronavirus se ha convertido en un riesgo laboral más a prevenir entre los trabajadores, uniéndose a los riesgos habituales del sector de la construcción como son las caídas por trabajos en altura, que suponen el 40% de los accidentes mortales; los accidentes en espacios confinados, las lesiones por sobreesfuerzos o atrapamientos, los golpes contra objetos y herramientas, los accidentes con maquinarias o en vehículos, etc.

Solo un 51% de las empresas acreditan protección frente a COVID

Según un estudio que hemos hecho en Nalanda con los datos de nuestra plataforma, en la que se valida la documentación que las empresas subcontratistas deben aportar a los contratistas en materia de prevención, solo en el 51% de las obras realizadas en España se está exigiendo la entrega de los EPI´s de protección contra el COVID, así como la acreditación de cumplir con los protocolos de prevención contra el virus establecidos por cada empresa.

Nalanda valida actualmente la documentación de 250 constructoras y muchas de sus empresas filiales industriales y de servicios, entre las que se encuentran prácticamente todas las líderes del sector o de su área geográfica, lo que representa un 60% del volumen de obras del mercado español. Nuestra compañía articula la mayor comunidad de contratistas y subcontratistas del mundo, gestionando proyectos para más de 40.000 empresas y medio millón de trabajadores en España, Europa y América Latina.

En el sector de la construcción es difícil mantener las distancias de seguridad

Cuando comienza un proyecto, Nalanda recibe y valida la documentación que las empresas subcontratistas deben aportar a los contratistas principales de acuerdo con la legislación vigente en materia de prevención frente al COVID, así como la acreditación de cumplir con los protocolos de prevención definidos por cada constructora. Pues bien; según la documentación aportada en estos proyectos,  sólo algo más de la mitad de los trabajadores en obra han acreditado estar protegidos frente al COVID-19.

El Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo ha publicado unas directrices de buenas practicas para prevenir el contagio de COVID en la construcción. Se trata de un sector en el que en muchos casos es difícil mantener las distancias, por lo que es posible que en un futuro sea necesario que los trabajadores deban aportar un certificado de vacunación para garantizar su seguridad.

Hasta la llegada de la vacuna la digitalización nos ayuda en la prevención

Hasta que la vacuna sea una realidad, la digitalización puede ayudar a paliar los efectos del virus en el entorno laboral. Por ello, debemos usar plataformas que conecten a las empresas a través de nubes inteligentes de información y documentación, que a su vez  impidan el acceso a los entornos laborales a los trabajadores que no cumplan con los requisitos preventivos; y esto se puede hacer en tiempo real mediante dispositivos de control de accesos ligados al cumplimiento de dichos requisitos, y que sean capaces de detectar el riesgo de COVID como uno más.

La digitalización de los procedimientos es una eficaz herramienta para verificar y validar que los trabajadores y la maquinaria que utilizan cumplen con todos los protocolos preventivos para garantizar un entorno seguro. Todos confiamos en que la medicina nos aportará recursos muy pronto para combatir la COVID; pero hasta entonces debemos extremar todas las medidas que estén en nuestra mano para evitar riesgos innecesarios.

 

Suscríbete aquí

Y recibe nuestros últimos posts

En Nalanda utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúas con la navegación, consideraremos que aceptas este uso.