Taichí: estimula tu meditación con movimiento

Beneficios del taichí

Cuando piensas en artes marciales seguro que no te imaginas respirando tranquilamente mientras practicas una postura especial. Pues el taichí es precisamente eso, un arte marcial chino milenario que estimula la meditación con el movimiento.

Concentración, respiración y movimiento

Sus tres pilares son la concentración, la respiración y el movimiento, así que beneficia a nuestro sistema respiratorio, musculo esquelético y nervioso.  La autoconciencia que se consigue a través de los movimiento lentos con pausas de esta disciplina genera numerosos beneficios en el cuerpo a todos los niveles.  Veamos cuáles son algunos de ellos.

Reduce la ansiedad

Las técnicas de respiración profunda del taichí combinadas con las posturas consiguen disminuir la frecuencia cardiaca y aumentar la oxigenación del cerebro. Así alcanzamos un estado de relajación que calma nuestra mente. Para aquellas personas para las que relajarse sin movimiento puede ser imposible, es mejor opción que la meditación.

Alivia el insomnio y la hipertensión

Las tensiones diarias son una de las causas de insomnio. Al lograr canalizarlas, conseguimos mejorar nuestro descanso. Si combinamos los beneficios de descansar y del ejercicio aeróbico que supone el taichí obtenemos, además, una mejora de la tensión arterial.

Alivia dolores de cabeza y musculares

Los movimientos que se aprenden con esta práctica acostumbran a nuestro cuerpo a adoptar posturas sanas en nuestro día a día, lo que reduce las contracturas o tensiones derivadas de posturas inadecuadas que nos pueden provocar migrañas y dolores musculares. 

Fortalece articulaciones y músculos

Durante la práctica del taichí ponemos en funcionamiento todas las articulaciones de una forma controlada y sin forzar, como en otras disciplinas. Además, sus amplios y controlados movimientos ayudan a reforzar grandes grupos musculares, tanto de las extremidades como de la espalda y el abdomen. Esta combinación facilita el equilibrio de nuestro cuerpo.

Sensación de bienestar

Los movimientos lentos del taichí invitan a que la energía (positiva) fluya por todo nuestro cuerpo. Pero no es sólo eso; si nos fijamos en todos los beneficios anteriores, es lógico que nuestro cuerpo consiga una mejora física y mental.

Si aún no practicas taichí ha llegado el momento de empezar; no importa la edad que tengas, porque el  taichí es uno de los mejores ejercicios que puedes realizar, lo dice hasta la Universidad de Harvard.

Este canal te puede ayudar a iniciarte en la práctica de esta disciplina.

Suscríbete aquí

Y recibe nuestros últimos posts

En Nalanda utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúas con la navegación, consideraremos que aceptas este uso.